• ¡Santa Luzía Non Stop!

    ¡No paramos!

    Porque el ocio y la gastronomía no entienden de horarios, porque cuando estamos de días libres no nos gusta que nadie nos marque los tiempos, porque un domingo de resaca apetece comer cuando lo pide el cuerpo, porque los que nos toca trabajar los fines de semana también merecemos horarios y espacios para disfrutar, porque a cualquier hora puede apetecer picotear o tomarse algo especial…

    Para todos; viernes, sábado y domingo ¡Santa LuZía Non Stop!